Sometimes

Anuncios

¿qué pasó con el amor libre?

mas de cuarenta años

desde que los hippies

promulgaron el amor libre,

desde que las comunas de Frisco

recibían a cuanto peludo quisiera experimentar

todo lo que estaba prohibido en la sociedad de la época:

cuando el ideal era casarse, tener críos y estar con la misma persona de por vida,

así las cosas no funcionaran y la vida familiar fuese insoportable,

llena de apariencias, un esposo trabajador que se emborrachaba y le pegaba a su mujer

una señora de su casa, llena de electrodomésticos sin intereses ni superación

los hijos perfectos, el perro, el jardinsito, el automóvil, la casita en los suburbios

pero el rock and roll surgía y con él el libre pensamiento

las ansías de recorrer el vasto territorio como los beatniks lo hicieron antes que nadie

el retornar a lo básico a lo natural a lo simple

sin etiquetas ni comportamientos acartonados

y entonces nace el amor,  libre como una saeta al viento

y no esa unión asfixiante de la santa madre iglesia

el amor libre en el que la esencia es amar y dejarse amar

sin restricciones

sin consideraciones de edad

clase social u origen

en el que todos son bienvenidos

en donde se ama al igual al diferente

al joven al viejo

al ser racional y al animal

donde el amor es sagrado y es gratis

y para todos

pero algo tan bello

no podía durar

el stablisment cayó sobre él

desprestigiandolo mancillándolo

degenerándolo en libertinaje y otras ramas peores

los hippies enterraron su movimiento

en la gran marcha de las flores en el 69

y en francia, méxico, república checa

y hasta en medellin (con el festival de Ancón)

se cerró la década que marcaba el cambio en la mentalidad

colectiva de una humanidad que iba para el pozo sin fondo

y que por más que se intentó frenarla

en su loca carrera hacia el abismo

fue imposible

Vietnam, la guerra fría, la era atómica

la esperanza en vilo, pendiente de un hilo

todo hizo que el amor libre

pasara a ofrecerse en un mugroso bulevar de mala muerte

en Amsterdan, L. A.,  Nueva York o el Santa Fé acá en Bacatá

y que de nuevo la mayoría pensara en las sociedades conyugales

en las capitulaciones, en el sentido de pertenencia, porque ahora eres “mi mujer”

y vos sos “mi marido” y en que vos sos mi novia y con qué derecho le das amor a ese fulano

pero yo sí puedo acostarme con medio vecindario porque soy “el chacho”

y eso me da “estatus” en cambio si vos lo hacés sos una perra

ahora, ad portas de la segunda década del siglo XXI,

no parece haber ninguna esperanza

el arte, el amor libre, las comunas creadoras, el teatro de vanguardia

el cine independiente la cultura por amor a la cultura

es sólo un recuerdo difuso de alguna historia Caicediana que nadie lee

¿para qué? si ahí tenemos el canal Venus, la serie Rosa,

las revistas soft porn y las Scorts a domicilio que te lo dan por unos millonsitos

¿quién necesita que lo amen? ¿quién se deja amar libremente?

¿quién lo hace sin mirar de soslayo a algún vecino voyerista y chismoso

que termine provocando una trajedia de celos como las que pasan

en los diarios amarillistas?

nadie o muy pocos son los que se arriesgan

y los que lo hacen conservan la esencia de lo que alguna vez fue real

esos lejanos sesentas que nos hacen ahora más falta que nunca

así que mejor yo voy a por un porrito,

pongo a los Jefferson Airplane en el equipo

me siento en mi puff blanco

y pienso en todas aquellas que quiero que amo

y que no se dejan querer por miedo o por el ¡qué dirán!

o por “un ojo colombino” marca registrada

y me encojo de hombros

porque no puedo hacer más nada

solo suspirar y seguir amándolas en silencio

pero como debe ser

sin pretenciones

sin exigencias

sin restricciones

a todas ellas

mis recuerdos

mis saludos

mi corazón

procto-colo

hoy fue un día para olvidar, pero que debo ser registrado porque nunca había visto tanta lambonería junta.

a las 10:30 am como si se tratara de un evento escolar de izada de bandera nos llamaron para esperar al magnánimo gobernante.

previamente, a las ocho de la mañana, luego de una larga requisa y llamada a lista, nos entregaron un pañuelo blanco y una banderita  de colombia (WTF!)

la vaina ya empezaba a disgustarme porque era alimentar a la fuerza el patriotismo que en mi caso es mas bien escaso y porque para los demás empleados era un bonito detalle el batir pañuelos y banderas a la entrada del gobernante.

como lo contaba en mi post anterior, alisté mi walkman con música de los doors y me puse los audífonos para no escuchar la sarta de sandeces pero no supuse que la banda vallenata sonaría tan fuerte y que la condenada “animadora” nos daría instrucciones precisas de cómo y cuándo ondear la banderita y el pañuelo, eso ya era para mi un insulto a la inteligencia y a la libertad de expresión.

la vaina se puso peor porque “nuestro presidente” se retrasó una hora y media y el calor dentro de la carpa era insoportable. yo tomé una siesta, tuve un microsueño del que desperté asustado dando un pequeño salto en la silla en la que reposaba.

las horas pasaban, el hambre hacía mella y cuando al fin aparecieron Ministros, exministros y el Ubérrimo, yo puse el volumen al máximo y en vez del discurso escuchaba al Rey Lagarto cantar Love Her Madly, Peace Frog y otros temazos, agitando mi pie y tarareando las letras que me las sé desde hace años.

pero llegada la hora del discurso de “My President” decidí hacer un esfuerzo y escuchar lo que nos tenía que decir a sus “hijitos”: agradeció muchas veces y con nombres propios a los altos funcionarios que lo acompañaron durante sus dos larguísimas administraciones, dió cifras, habló de proyectos, de las electrificadoras, de las refinerías, de las hidroeléctricas, también recalcó la importancia del sector en la economía y claro, de cómo él esperaba que dentro de unos años mas colombianos tuvieran energía y gas en sus casas, recalcó que es el sector del gobierno menos corrupto y que los recursos se destinaron como era de esperarse (si… como no!)

al rozar las dos de la tarde, el espectáculo terminó, no sin antes escuchar dos vallenatos horribles en los que se resaltaba las cualidades humanas de nuestro gobernante, a quien entregó el ministro saliente un par de vacunos cebú para que se los llevara a su “finquita” en Córdoba y ahora si todos a batir pañuelos y banderas, a aplaudirlo por última vez!

los empleados hicimos fila para comer un tentempié que lo único que hizo fue alborotar mi hambre, salimos con otros tres compañeros a buscar almuerzo, que encontramos de milagro y empezamos a anotar ciertas falacias en el discurso y recalcamos que había sido todo un circo lo que nos tocó aguantar.

la entrada a las oficinas se demoró otra hora, la tarde fue agitada, yo enrollé la banderita, guardé el tosco pañuelo blanco en mi bolsillo, partí una hora antes de lo habitual en medio de una lluvia fina, abrí mi paraguas, encendí un cigarro y con los Doors de nuevo sonando en mis oídos emprendí la marcha hacia el hogar, pensando: “si esta es la gente que se supone es la más preparada, como lo recalcó el mismo presidente, por qué todos parecían borregos, por qué aplaudían al unísono sin discutir o señalarle a la animadora que tenían la opción de no hacerlo y sin embargo lo hicieron? si esto pasa con los que se dicen ser educados, ¿qué podremos esperar del ciudadano medio, de la gente de a pié que sólo se entera de lo que pasa en este pais-ito por RCN o Caracol y llega a sus casas y mirando El Desafío o la novela de Marbelle se les olvida lo de las fosas comunes, lo de los desplazados o lo de la “guerrita” con los vecinos?

triste país sin perspectiva en el que vivimos, y después que por qué tantos cerebros se fugan y se seguirán fugando a otros países dónde pensar diferente no es un delito, dónde salir al campo no es un riesgo, dónde podés edificar un futuro decente para ti y los tuyos

al llegar a casa, me deshice del traje, la corbata, los zapatos duros y me servpi otro whisky para ponerme a escribir este post.

escrito en Bacatá, Rolandia, en el mes 1 del año zero de la era de Gerris, siendo las veintiuna horas con cuarenta y siete minutos de la noche.

second sight

Bueno, este es mi segundo post en este nuevo espacio.

mi primer post escrito por mí, porque “Si Consideramos”

se lo debo al gran Chinaski

y porque además viene como anillo al dedo

para este mundo podrido.

la casi totalidad de mis compañeros del trabajo

han bromeado con la visita despedida

que el Ubérrimo de la casa de Nariño

dará mañana a los trabajadores del sector Minero – Energético,

que el traje y la corbata que la motilada y el saludo memorable

y yo guardo silencio.

me reservo mi opinión

porque aunque sea un trabajador del estado

es lo que menos me interesa, darle la mano

o escuchar sus “discursitos” a sus “hijitos”

porque cualquiera inteligencia media y despierta

se dá cuenta que es otra distracción mediática

para seguir tapando la cruel realidad deste país con el dedo.

así que llevaré mi walkman (palabra que prefiero a Ipod, MP4 u otra similar)

para aguantar los círculos de seguridad, las pesquisas y los largos discursos vacíos

mientras en las fronteras la situación es inaguantable, mientras siguen descubriendo fosas

de campesinos inocentes y no hay ni verdad ni justicia ni reparación

todos somos víctimas del conflicto

así no queramos reconocerlo

nos pasan por encima a diario

y nadie dice nada

todos siguen como embobados con Don Uribio

y con su sucesor que de Santo sólo tiene el apellido

supongo que mañana me beberé un whisky mañanero

ese que sobró de la juerga del finde

pondré los doors a todo volumen y me iré a mi trabajo

dispuesto a soportar 4 largas horas con un personaje que desprecio

con todo mi corazón.

Si consideramos

Si consideramos lo que puede verse:

motores que nos vuelven locos,

amantes que acaban odiándose,

ese pescado que en el mercado

mira fijamente hacia arriba adentrándose en nuestras mentes,

flores podridas, moscas atrapadas en telarañas,

motines, rugidos de leones enjaulados,

payasos enamorados de billetes,

naciones que trasladan a la gente como peones de ajedrez,

ladrones a la luz del día con maravillosas

esposas y vinos por la noche,

las cárceles atestadas,

el tópico de los parados,

hierba moribunda, fuegos insignificantes,

hombres suficientemente viejos como para amar la tumba.

estas y otras cosas

demuestran que el mundo gira sobre un eje podrido

pero nos han dejado un poco de música

y un póster clavado en el rincón

un vaso de whisky, una corbata azul

un delgado volumen de poemas de Rimbaud,

un caballo que corre como si el diablo le estuviera

retorciendo la cola

sobre la hierba azul y el griterío

y después, de nuevo, el amor

como un auto que dobla la esquina

puntual,

la ciudad a la espera

el vino y las flores

el agua corriendo a través del lago

y verano e invierno y verano y verano

y de nuevo invierno

Henry Chinaski