18 (+18 de experiencia)

11084278_10153107703790295_1950580154168426874_n.jpg

 

imposible de prever
difícil de sospechar
incluso “de no creer”

si me hubiesen preguntado
cuando cumplí la mayoría de edad
cómo imaginaba mi vida después de la treintena

no habría sabido qué responder
más probablemente sería algo
de seguro impredecible

ahora
sin asomo de crisis alguna
puedo decir que me sigo sorprendiendo

gratamente

dando pasos de animal grande
las zancadas cada vez más amplias
abarcando países con una sola mirada

y siempre en lontananza

si bien la pregunta
se repite eternamente
la respuesta es siempre la misma

irreversiblemente
solo tres palabras:

vivir para soñar

soñar para vivir

yo venía a escribir un poema a esta hora de la noche

Turbina #macro #olympus #metal #energy #generation//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

yo venía a escribir un poema o algo parecido aquí y a esta hora de la noche
más creo que la poesía se consumó diferente hoy
y las musas del rock consagraron el sabbath.

tocadiscos auriculares estéreo
sonido envolvente última generación
y el saxo que rasga el silencio iridiscente
arquitos de luz en las pestañas
de la chica que es como la lluvia
y toda la música encerrada en la radio
los paseos por los bulevares y los atardeceres

la primavera y la risa de idiota de Rimbaud
los largos poemas en prosa de Luisita Futuranski
los borrachos poemas de Bukowski
y Maiakowski Trotski y Pizarnik
Los cuadros de Kandinsky
Mussorgsky y De Greiff

el Universo mismo es el poema
si así lo quiero yo aquí y ahora
y el andar de la mujer
su sonrisa radiante y su mirada profunda
poema

tú solo escribe muchacho mientras
suena Morphine al fondo
martilla el teclado cual piano de jazz
aqui y ahora y pon esto y pón aquello
haz lo tuyo

que afuera el poema fala portugués
mientras seguís pensando en castellano
así que cambiá de voz
mutá

el camaleón invisible sobre la rama indicada
el acto salvaje y veloz de la engullida
eso es el poema
aquí y ahora y siempre

yo venía a escribir un poema o algo parecido
aqui en mi blog a esta hora de la noche
más el conjuro resultó diferente esta vez
pues vinieron las musas del rock and roll
y conjuraron el antiguo rito

que es la poesía primera
y más bonita.

#macro #olympus #instaflowers #manizales #vacaciones2013//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

Oficios y Menesteres de Mark Sandman

maxresdefault

Un poema en homenaje al cantante, compositor y bajista de Morphine y Treat Her Right, escrito vía twitter a 4 manos entre @le_gris y @fraternidad_sur

Esquilador de Cannabis en Belice

conductor de taxi en NYC

colector de saber ancestral en Machu Pichu

domeñador de entuertos cholos en Bolivia

jugador de pool y bebedor de cerveza

experimentador de trasnochados sonidos free jazz

asiduo usuario de Moteles de tres dollares la noche

maestro de niños en las duras escuelas de vida en Harlem y el Bronx

ícono del rock underground de los noventa

farmacia ambulante de sonidos “low” plena de ultra-percepción musical

constructor de ensueños musicales con sus amigos de refriega artesanal.

Aserrador de Atún en Alaska

Gigoló poeta en las avenidas de Boston

desquiciado Luthier de Massachussets

Carelápiz obrero incansable del universo paralelo del jazz, sorprendido por la implacable parca en el festival de Palestrina

último gran bardo maldito del rock

avatar de la moda beatnik: la camisa roja, el pantalón de cuero y de la poesía del primer pensamiento, mejor pensamiento

fín de la constelación, cola y cabeza del genoma decadente del rock-jazz

gran Baritono, compositor errabundo, Phoenix de Boston, loco inmortal!

Hijo espiritual de Burroughs, Sade, Kerouac y Bukowski, maestro de las lineas sinuosas musicales, sincopadas en un brindis maldito.

Te encontrabas con las botas puestas cuando la parca te arrebató de una sola puñalada certera.

sandman

a una mujer

wall art - Bogotá DC
wall art – Bogotá DC

Por: Paul Verlaine

A usted, estos versos, por la consoladora gracia
De sus ojos grandes donde se ríe y llora un dulce sueño;
A su alma pura y buena, a usted
Estos versos desde el fondo de mi violenta miseria.

Y es que, ¡ay!, la horrible pesadilla que me visita
No me da tregua y, va, furiosa, loca, celosa,
Multiplicándose como un cortejo de lobos
Y se cuelga tras mi sino, que ensangrienta.

Oh, sufro, sufro espantosamente, de tal modo
Que el primer gemido del hombre
Arrojado del Edén es una égloga al lado del mío.

Y las penas que usted pueda tener son como
Las golondrinas en un cielo al mediodía,
Querida, en un bello día de septiembre tibio.

fuga en yo menor

Image

 

 

vengo y me voy
soy intermitente
así permanezca

y quiero desaparecer 
para siempre 
-o por instantes-

soy fugaz como saeta
eterno como las montañas
profundo como un ocelote
diáfano como el rocío

voy y vengo 
pero regreso a la raíz
desde inexplorados
parajes

soy yo el que escribe
el que lee y el que camina

el que desanda sus pasos
el que reemprende
la huída inexorable
hacia ningún puerto

soy los que me habitan
los que me poseen
y los que se van muriendo
de a poquitos

y como Walt yo canto
mi propia sinfonia
a sotavento y barlovento
en fuga y contrapunto

19 / 09 / 2013

lamparita

hola a todos:

el día de ayer compartí esta imagen en mi cuenta de FB, fue una manualidad que hice en un par de noches con tiempo libre, luego que la idea diera vueltas por mi cabeza afinándose hasta que tomó forma real, así que desempolvé mis viejos casetes y con un par de paquetes de amarres plásticos de esos que usan los técnicos electricistas y un cable de una lámpara vieja armé mi nuevo adorno para la mesa de noche de mi habitación. Fue culpa de mi amigo Furgoner, pues en un comentario suyo me pidió el paso a paso que es el que les comparto aquí hoy.

DSC04790

Materiales:
Casetes usados: Cantidad 46.
Amarres Plásticos:dos (2) paquetes, uno de cuatro (4) pulgadas, otro de diez (10) pulgadas.
Cable eléctrico #12 AWG: 1,5 m
Plafón para bombilla eléctrica de sobreponer: uno (1)
Interruptor eléctrico de dos posiciones (on – off): una (1)
Clavija Monofásica (120 V): Una (1)

Paso 1:
Seleccione los casetes que no use. Se necesitan diez por cara y seis para la base.

Paso 2:
Con los amarres plásticos de 4 ó 6 pulgadas asegure dos casetes usando para esto los orificios pequeños inferiores con el orificio más grande en el que se encuentra la rueda dentada que hace girar la cinta. repita este procedimiento para los diez casetes que formarán una de las caras de la lámpara.

Paso 3:
Para completar una de las caras de la lámpara, asegure las dos filas de cinco casetes por medio de los amarres plásticos de 10 pulgadas. pase el amarre entre los dos orificios grandes en los que se encuentra la rueda dentada del casete. apretar bien el amarre y alinear bien ambas filas. esto le proporcionará solidez a la lámpara

Paso 4: Repita los pasos 2 y 3 para las otras tres caras restantes.

Paso 5: Para la base de la lámpara monte un par de filas de 3 casetes y átelos de manera similar a lo explicado en los pasos 2 y 3. las dos filas de la base van una en sentido opuesto de la otra, esto se hace con el propósito de poder asegurar las caras de la lámpara a esta base

Paso 6: Asegure con los amarres de 10 pulgadas el plafón para bombilla eléctrica en el centro de la base. previamente ha debido conectar el cable eléctrico #12 AWG a los dos terminales del plafón e instalar el interruptor de dos posiciones en la mitad del cable y la clavija para el toma corriente en el otro extremo de la instalación.

Paso 7: Ensamble de las caras. Para ello utilice los amarres de 10 pulgadas y nuevamente utilice los orificios más grandes alineando ambas caras y asegurando los cada uno de los cinco casetes.

Paso 8: Una vez aseguradas las cuatro caras de la lámpara con el procedimiento descrito en el paso 7 se debe asegurar la base a las paredes, para esto use nuevamente los amarres de 10 pulgadas. al tener la base de seis casetes con dos filas opuestas, utilice los pequeños orificios de la parte inferior de los casetes para amarrar las paredes a la base.

Paso 9: Asegure bien las 4 caras a la base y tenga la precaución de dejar un pequeño espacio para pasar el cable eléctrico.

Paso 10: Instale una bombilla incandescente de 40 o 60 W en el plafón. existen modelos de tamaño pequeño con forma similar al de la llama de una vela, prefiera este tamaño para evitar que el interior de la lámpara se sobrecaliente. puede usar también bombillas fluorescentes que producen menos calor.

Paso 11: ¡conecte la lámpara a la red eléctrica y disfrute de su luz y sus sombras!

DSC04789

Una noche de enero

Imagen

By Rita González Hesaynes

Todos los eneros, una noche cualquiera
aparece subrepticio el amor, ese que se despierta
y grita como un nene averiado
a las paredes de la fiebre, al juguete perdido
al cielo que debe estar ahí en alguna parte
brillando celestemente sobre el pasto
vacío de termómetros y jarabes amargos
Tan urgente y estúpido este amor siemprenuevo
que tanto se parece a una calle cortada
certero y rotundo como las piedras
que te quiero arrojar a las ventanas
en afán de brotar transmitir irradiar
con la poca violencia que se me permite
pálidos reemplazos del cascote menguante
que me escolta y me acaricia el pelo desde lejos
de vuelta a casa riendollorando
entre una arquitectura
espantosa y magnífica por turnos
pasacalles graciosos, zapatillas
colgadas de los cables por los afortunados
que caminan felices por los aires
como yo que levanto la vista
plena del helio del amor
sin esquivar los ejércitos de baches
recuerdos, tramperas, contratiempos.

descubriendo

DSC03789

nuevos descubrimientos literarios
atacas aviesamente el mapamundi
con ganas de nuevas historias buenas
novelas de otras metamorfosis
entre cielos de smog
paisajes de nieve
ciudades inmensas
y grises mares

personajes se suceden
qué vidas atormentadas
qué destinos singulares
qué felicidad tan efímera
en lejano oriente europa o
en el viejo oeste americano

entre rojos y serpenteantes buses
transcurren mis lecturas de ustedes
queridos personajes inolvidables
son tantas las cosas que les pasan
maravillosas cotidianas o anodinas

y es tanto lo que se nos escapa todo el tiempo a todos
ya seamos seres imaginarios o reales
que es para sentarse a llorar
sobre la acera mamita mamita
pero es otra cuestión el tiempo
y el asunto principal
en el que nos movemos
entre lo efímero
y lo duradero
que no vale la pena
llorar

es mejor ver
andar atenti
presto
oteante pero divagante
y al ritmo de un adagio sostenuto
como lo diría De Greiff
marcar buen paso
y flashear instantes
como polaroids
del alma

que el momento pleno (momento mori)
no sólo se conserva en un marco
de quince por diez
y es más es lo que rememorás
cada vez que ves
esa imagen

por tanto la fotografía
sería entonces
el arte indicado
para transmitir
estos silencios
y estas miradas
desde el fondo
de la ventana
de mi cráneo

de eso se trata
un marco
una imagen
un poema
un recuerdo
re vivido
ahora mismo
y que pervive
en la memoria
y en los días

di- vagaciones en clave de ser (enero – I)

Imagen

primeros nueve días del año. con cada ciclo que se cierra la espiral da otra vuelta más y dicen que uno crece otro poquito. plenos nueve días de una vacación que se suma por un lado, a otro sinfín de fiestas repetidas hasta el cansancio, pero qué más da, puesto que por el otro lado, son cada vez distintas y únicas; siempre pletóricas; extremas hasta la enfermedad; de cafetín y de licor de contrabando, buenos vinos tintos para brindar en noche vieja (faltaría más), abrazos y abrazos para dar y convidar, turistas y nuevos amigos que conocer, viejos amigos que saludar y otros que al no estar presentes se añoran.

de repente esa semana mágica se acaba, así como comenzó. un ciclo que se cierra en medio de otro más grande que apenas empieza y así es con todo. quiero en este punto recalcar que durante mi viaje de retorno sonó “el ciclón” de los Cafetacvba más de un par de veces mientras yo trasegaba raudo por el eje cafetero: cielos azul celestes y nubes blancas, infinitas tonalidades de verdes, pura exhuberancia, los nevados impertérritos al fondo coronando el paisaje, completando la visión, la majestuosidad de la pacha mama por doquier. y para corroborar aún más esta disertación yo mientras tanto meditaba  y recordaba sobre mi temporada de Universidad en estas tierras que ahora son fugaces, transitorias; en cómo cerré ese ciclo y qué dejó de provechoso para mi: los buenos amigos que sobreviven aún, los que se han ido, y secretamente – casi que inconscientemente- me proponía conservar de la mejor manera posible esas relaciones y crear muchas más, crecer con todos y profundizar los lazos que nos unen. es decir, recorrer en compañía por aquella espiral de la existencia.

Imagen

buenos propósitos que se sentencian en la última noche del año y que se tratarán de cumplir a lo largo de éste que comienza. se da otra vuelta de tuerca al mundo se asegura el infinito tornillo otro poco con una rosca de 365 días de diámetro. es ya el trigésimo tercer giro de la rueda de mi ser, se acerca además la mítica edad del Mesías, pero yo ya he hecho realidad el más importante de los milagros: el estar vivo y sobrevivir a pesar de los embates, a pesar de los envites, de las más que seguras zozobras que al final no fueron, de las inevitables caídas hacia obscuros abismos – fauces de lobos hambrientos, horrores fantásticos de alcances insospechados-.

al final deste ciclo también te preguntarás ¿cuál es el balance? y deberá ser mayor que cero. sino, ¿para qué vale la pena seguir?. en resumen, seguir haciendo realidad este milagro que eres, que ya es bastante. y cuestionando aquella realidad a cada instante, siempre, todo el tiempo, faltaría más.

Imagen

ahora no pormenorizaré mis propósitos, ya os iréis dando cuenta dellos. ya los veréis y por supuesto, se los haré saber, cómo no. que todo siga confluyendo, conspirando-sé. lo sé. pura fe del carbonero, pero lo bueno es que más temprano que tarde este minero obtendrá el oro, ya verán.

apenas es enero, nueve primeros días del año. no del señor, sino mío. a su diosito católico no me lo banco (para decirlo con los argentinos, y pensar que ellos sí se aguantan al Diego, en fin). que todo siga conspirando como hasta ahora. se los reitero. que no es otro ciclo hombre, es “el ciclón”. – detengan esta vaina, ¡jajaja! ya se terminó la cuartilla, hasta pronto.

insumos

vengo ahora
sólo cuando puedo

pero son más
los silencios
que los sonidos

aunque la vida
se haga oír en cada esquina
y sucedan tantas y tan variadas cosas
estoy divorciado con la palabra

traté de volver a las libretas
al lápiz y al papel, a garabatear en suma
pero nada es como antes

tal vez esté esperando
ese detonante que me arroje
-nuevamente- como antes lo hacía,
cuando la necesidad de ponerlo por escrito
sea imperiosa

mientras tanto experimento en primera persona
lo que la urbe me ofrece generosa
fiestas, paseos al aire libre
celebraciones museos y cinemas

nuevas amigas, nuevos rostros, nuevos mundos
nuevo trabajo, nuevas rutinas, nuevos horarios
así que nada, por ahora poco posteo
pero muchas vivencias
que eso es lo que cuenta
a todas luces

el insumo para producir nuevos poemas