Musa erótica

IMG_0547

 

En sueños veía una mujer hermosa y rubia
Descendiendo etérea entre brumas violáceas
Sus cabellos brillaban como el sol
Se acercó lo suficiente como para tocarla
Pero fue ella quien me acarició
Lo siguiente que recuerdo son
sus besos suaves sobre mi boca tibia
Sus manos que sutilmente mi cuerpo recorrían
Su perfume a violetas y su cálido fulgor
Estaba yo desnudo y ella sobre mi contorneandose plácida
Sus senos túrgidos acariciaba goloso
Mientras su Rubio cabello sobre mi rostro caía
Convocando la magia con secretos placeres
Escondidos en su sexo solar
Orgasmos infinitos la poseían y yo en éxtasis no podía sino gemir
Al despertar, al medio día me hallaba sólo entre altas hierbas y un primigenio altar de piedra
Ella era la musa etérea encarnada
Haciendo poesía conmigo nada más!

Anuncios