el último recuerdo

1235986_10151820268787347_791867550_n

mi debilidad por las rubias
comenzó con Suicide Blonde de INXS
ese color que brilla como el oro bajo el sol radiante
en miles de vellitos rumbo al sur inmaculado
en su piel canela bronceada por el sol
en sus ojos castaños que la hacen única.

qué felicidad fue conocerla y abrazarla y escuchar
su voz por vez primera mientras conversábamos
conociéndonos un poco mas
yo no podía dejar de admirarla
inmerso en su sonrisa
en su coqueteo sutil, en el suave roce
de su piel en su aroma embriagador
su cuerpo fascinante

lo inefable cobra forma y se posa delante mío
el Ángel el Demonio el Abraxas reencarnado
la Venus de las Pieles sentada frente a frente
bebiendo café en una tarde bogotana inolvidable

cuántas fantasías pasaron
por mi cabeza en ese instante
ansiaba recorrer cada centímetro
de su cuerpo todo
y probar sus labios y acariciar
sus senos redondos y perfectos

cuánto desee que lo efímero
durase un poco más
y tratar de inmortalizarlo en una foto
atesorar para siempre
nuestro breve encuentro

y sin embargo guardé silencio
dibujé mi mejor sonrisa y dije un “hasta pronto
espero que volvamos a vernos alguna otra vez”

y suspiré mientras besaba su mejilla
cerraba la puerta del taxi y al día siguiente
dejaba el país por una larga temporada

ahora su recuerdo me acompaña
en las largas noches solitarias
solo ella sabe lo mucho que la extraño
cuánto me gusta, cuánto la deseo
y sabe también que el tiempo es una ilusión
y tal vez el destino nos depare algo mejor
en lontananza

Anuncios

“Mi Atlántida perdida”

nuevas voces, nuevos versos ❤

Trouble

IMG-20150926-WA0069

El otro día, andaba perdida,
por un valle de rotos y desastres,
cuando me topé contigo,
mi “Atlántida hundida”,
y digo hundida como podría decir
rota, desgastada o derruida.

Y, contemplando tu belleza,
me di cuenta,
que cada grieta,
era una historia,
que cada ruina,
fue una fantasía,
que cada parte de ti,
es tan bonita como única.

También observé, que la gente quería reconstruirte,
mientras que yo,
te quería tal y como te hallé,
no quería colarme en tus descosidos
quería enseñarte a verlos como yo,
bonitos, únicos e incluso mágicos.

Y correr por las grietas, de tu mano.

Ver la entrada original

Cirse

10171219_10152295205872347_7623500945275457202_n

la perfección se esconde trás unos ojos castaños y profundos
una piel canela y una sonrisa inmensa
sus hombros bronceados adornados con rosas
invitan a ser besados largamente

escultural su cuerpo es como un templo
su pecho cual altar para consumar el sacrificio
y el tesoro que esconde un sur lleno de delicias inefables

largos cabellos como soles
compiten en belleza con su espalda delgada
y sus caderas marcan la marcha de todos los ejércitos
de generales y de zares

su voz -cantar de los cantares-
susurra los secretos de un pasado antiquísimo
es una Cirse poseedora de saberes
de artes amatorias ya olvidadas

el éxtasis que alcanza la iluminación definitiva
en noches de luna pletóricas de orgasmos
en salvajes aquelarres medievales
que trasmutan el antiguo cuerpo

en nuevas y fascinantes geometrias

paisita

10711045_10152725030442347_7441704746961014040_n

bogotá
tarde
de sol

el almuerzo frugal
la sonrisa angelical
la mirada profunda

cautivaba con su andar
su voz dulce me llevaba
a las nubes

atletica
delgada
rubia

unas horas
fueron suficientes
para quedar prendado

inevitablemente
la perfección existe
y tiene acento paisa

un café que posterga
un poco más nuestra velada
aun cuando la partida sea inevitable

el hechizo surtió efecto
y desde entonces no he podido
dejar de pensarte y desearte

II

la tarde era fría y gris
como suelen serlo en el pueblo
y que es como a mi me gustan

finalmente estábamos en aquel bar
ella, yo y todos mis anhelos colegiales
años después frente a frente

un par de cocteles
y la conversación fluyendo
como un rio de recuerdos

y entonces en esos giros imprevistos
los cumplidos iban y venían
y el roce de las manos y las ganas de besar

finalmente sucedía
probabas esos labios carmesíes
luego de años de desearlos en secreto

el deseo contenido daba paso al placer irrefrenable
humedad y lujuria en dos lenguas traviesas
en unas manos que acarician sutiles

labios que se muerden, suspiros que evocan
susurros de añoranzas satisfechas
insinuaciones delirantes y non sanctas

I

recuerdo haberla visto en uniforme del colegio
cabello negro largo deslumbrante sonrisa perfecta
su falda un poco mas cortita que las otras
sus labios carmesí sus dulces dieciséis

la primera tentación
el primer deseo de un roce
una caricia un beso menos inocente
en redondeces inimaginables

y entonces el encuentro fortuito
en unas vacaciones fuera de temporada
en las puertas de un banco así como si nada
hola quehubo comuestás quesesemilagro!

tomemos un café, tal vez otro café?
y después de tantos años ahí está ahí la tenés
al frente tuyo y ahora sí a centrimetros
y ya no sos el chico tímido del cole

distracciones

20081015092138009006_arlequigrand

Lados obscuros
que tenemos todos
inconfesables secretos
que jamás revelaremos
miedos ridículos
a cosas baladíes
La máscara que nos ponemos a diario
cuando decidimos salir a confrontar el mundo
y que no es la misma que nos quitamos
al caer la tarde gris o arrebolada
Somos eso que guardamos en el más profundo rincón
y también eso que enseñamos día a día
mientras jugamos a vivir -sea lo que fuere-
para distraernos un poquito
de la inevitable muerte