Una noche de enero

Imagen

By Rita González Hesaynes

Todos los eneros, una noche cualquiera
aparece subrepticio el amor, ese que se despierta
y grita como un nene averiado
a las paredes de la fiebre, al juguete perdido
al cielo que debe estar ahí en alguna parte
brillando celestemente sobre el pasto
vacío de termómetros y jarabes amargos
Tan urgente y estúpido este amor siemprenuevo
que tanto se parece a una calle cortada
certero y rotundo como las piedras
que te quiero arrojar a las ventanas
en afán de brotar transmitir irradiar
con la poca violencia que se me permite
pálidos reemplazos del cascote menguante
que me escolta y me acaricia el pelo desde lejos
de vuelta a casa riendollorando
entre una arquitectura
espantosa y magnífica por turnos
pasacalles graciosos, zapatillas
colgadas de los cables por los afortunados
que caminan felices por los aires
como yo que levanto la vista
plena del helio del amor
sin esquivar los ejércitos de baches
recuerdos, tramperas, contratiempos.

¿algún comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s