Carta a Neal Cassady

Querido Neal Cassady:

Colega en el vicio y en el genio: Nosotros también somos beat, pero nos llamamos nadaístas. No te preocupes, la vida es toda entera ella misma, y la felicidad es uno mismo.

La marihuana es para ti como la política para Eisenhower. Y si el presidente de tu patria puede hacer política que es su felicidad, ¿por qué tú no puedes fumar marihuana que es la tuya?

Aquí en este inmundo país latinoamericano que se llama Colombia no nos interesa nada, sino nuestra vida. ¿Sabes por qué somos las únicas personas felices en Colombia? Porque no creemos en nada, ni siquiera en nosotros. Creemos que el artista no tiene lugar en la sociedad, es un desplazado. Y si uno es un desplazado, ¿por qué la sociedad tiene que meterse con uno? Para nosotros no se hizo la moral, ni la ley, ni los derechos humanos. Para nosotros existe nuestra libertad irresponsable como una bella pasión inútil que nos sirve para no creer en lo que todo el mundo cree. Por eso también estamos solos en esta prisión custodiada por moralistas y maniqueos.

Neal: estamos totalmente en la oposición acerca de tu condena. Protestamos contra el monopolio de la virtud yankee que te tiene confinado en los altos muros de San Quintín como un chivo expiatorio para conjurarte el arrepentimiento. Nosotros acusamos al Estado norteamericano porque está atentando contra la felicidad de un hombre y contra su genio. En la misma forma, no pueden condenarte si a causa de tu desesperación eliges el suicidio y prefieres el gas a un cuchillo oxidado. Suprimir el dolor y el sufrimiento no es un delito. Todo hombre, Neal Cassady, cuando es un genio como nosotros, está por encima del bien y el mal, y cuando desobedece las leyes, el Estado no debe condenarlo, sino ofrecerle una pensión vitalicia para estimular sus oscuras inclinaciones al mal.

Porque es bueno declarar que nosotros nos salvamos en la medida en que nos hacemos dignos del infierno: nos aterran los conformistas y aniquilantes cielos burgueses. Si los estupefacientes te hacen feliz y te condenan por eso, ¿por qué no encarcelan a Eisenhower cuando hace el amor con su mujer? Porque para nosotros el amor es una droga heroica, la más nociva de todas, pues pone al genio creador del artista bajo la servidumbre reproductora de la mujer. El sexo es un atentado contra la inteligencia. Y actúa en ella como un catalizador de las energías geniales. También deben encarcelar a Faulkner, a Hemingway y a los demás sicópatas de la literatura que están huyendo de la realidad en las ficciones del arte que es, en este siglo del time is money, el más corrupto vicio onanista del espíritu moderno. Que cada político se coma el excremento de su felicidad… Que cada estadista se coma la putrefacción de sus fórmulas… Que cada legista sufra la sífilis de sus códigos venéreos… Que cada ciudadano pague sus impuestos… Tú y nosotros estamos salvados: la vida no tiene porvenir. No nos tenemos sino a nosotros mismos. Cada uno tiene derecho a buscar su felicidad, cada uno tiene derecho a buscarse a sí mismo. Cada uno es libre. Cada uno vive… Todos vamos a morir el día menos pensado, y ese día no está señalado en el Código Penal, ni en la Declaración de los Derechos del Hombre. La misma libertad que nos rodea nos concede el derecho de elegir nuestra vida.

Si alguno escoge ser presidente, se le permite. Si alguno escoge ser pederasta, se le permite. Si alguno escoge ser carbonero, se le permite. Y si exige ser cura, también se le permite. Y si alguno escoge ser artista —porque se nace artista como se nace con ombligo—, ¿por qué no se le permite? ¿Por qué no se le permite hacer nada? ¿Por qué no se le permite recitar poemas al son del jazz y del merecumbé? ¿Por qué no se le permite infusionarse una dosis de yerba mágica? Con base en nuestra experiencia personal, podemos asegurar que la marihuana estimula el gran poder místico en el hombre. Lo eleva a la máxima altura, que él se siente, por su influencia, el más grande entre los mortales.

A esta experiencia mística que podemos llamar elevación del ser a la más alta cima de su esencia, no se podrá llegar en helicóptero, ni en cohetes, ni siquiera subiendo el ascensor al último piso del Empire State, debido a que esta energía no es atómica, sino una extraña potencia creadora que la marihuana multiplica en las profundidades misteriosas del espíritu. Entonces, ¿por qué no se le permite a Neal Cassady un toque de marihuana para buscar su felicidad, así como los demás buscan su felicidad a través de Dios?

Neal: ¡¡¡Dios es tu marihuana!!!

Por todo esto, los nadaístas exigimos en nombre del vicio y del arte que Neal sea puesto en libertad para que pueda retornar a Dios y a su felicidad.

LOS NADAÍSTAS

P.D: Te enviamos un cuadro nadaísta llamado Colombia, de Humberto Navarro, para que adornes tu celda, y un pitillo de “mary jane”.

Elegía a “Desquite”

Sí, nada más que una rosa, pero de sangre. Y bien roja como a él le gustaba: roja, liberal y asesina. Porque él era un malhechor, un poeta de la muerte. Hacía del crimen una de las más bellas artes. Mataba, se desquitaba, lo mataron. Se llamaba “Desquite”. De tanto huir había olvidado su verdadero nombre. O de tanto matar había terminado por odiarlo.

Lo mataron porque era un bandido y tenía que morir. Merecía morir sin duda, pero no más que los bandidos del poder.

Al ver en los diarios su cadáver acribillado, uno descubría en su rostro cierta decencia, una autenticidad, la del perfecto bandido: flaco, nervioso, alucinado, un místico del terror. O sea, la dignidad de un bandolero que no quería ser sino eso: bandolero. Pero lo era con toda el alma, con toda la ferocidad de su alma enigmática, de su satanismo devastador.

Con un ideal, esa fuerza tenebrosa invertida en el crimen, se habría podido encarnar en un líder al estilo Bolívar, Zapata, o Fidel Castro.

Sin ningún ideal, no pudo ser sino un asesino que mataba por matar. Pero este bandido tenía cara de no serlo. Quiero decir, había un hálito de pulcritud en su cadáver, de limpieza. No dudo que tal vez bajo otro cielo que no fuera el siniestro ciclo de su patria, este bandolero habría podido ser un misionero, o un auténtico revolucionario.

Siempre me pareció trágico el destino de ciertos hombres que equivocaron su camino, que perdieron la posibilidad de dirigir la Historia, o su propio Destino.

“Desquite” era uno de esos: era uno de los colombianos que más valía: 160 mil pesos. Otros no se venden tan caro, se entregan por un voto. “Desquite” no se vendió. Lo que valía lo pagaron después de muerto, al delator. Esa fiera no cabía en ninguna jaula. Su odio era irracional, ateo, fiero, y como una fiera tenía que morir: acorralado.

Aún después de muerto, los soldados temieron acercársele por miedo a su fantasma. Su leyenda roja lo había hecho temible, invencible.

No me interesa la versión que de este hombre dieron los comandos militares. Lo que me interesa de él es la imagen que hay detrás del espejo, la que yacía oculta en el fondo oscuro y enigmático de su biología.

¿Quién era en verdad?

Su filosofía, por llamarla así, eran la violencia y la muerte. Me habría gustado preguntarle en qué escuela se la enseñaron. El habría dicho: Yo no tuve escuela, la aprendí en la violencia, a los 17 años. Allá hice mis primeras letras, mejor dicho, mis primeras armas.

Con razón… Se había hecho guerrillero siendo casi un niño. No para matar sino para que no lo mataran, para defender su derecho a vivir, que, en su tiempo, era la única causa que quedaba por defender en Colombia: la vida.

En adelante, este hombre, o mejor, este niño, no tendrá más ley que el asesinato. Su patria, su gobierno, lo despojan, lo vuelven asesino, le dan una sicología de asesino. Seguirá matando hasta el fin porque es lo único que sabe: matar para vivir (no vivir para matar). Sólo le enseñaron esta lección amarga y mortal, y la hará una filosofía aplicable a todos los actos de su existencia. El terror ha devenido su naturaleza, y todos sabemos que no es fácil luchar contra el Destino. El crimen fue su conocimiento, en adelante sólo podrá pensar en términos de sangre.

Yo, un poeta, en las mismas circunstancias de opresión, miseria, miedo y persecución, también habría sido bandolero. Creo que hoy me llamaría “General Exterminio”.

Por eso le hago esta elegía a “Desquite”, porque con las mismas posibilidades que yo tuve, él se habría podido llamar Gonzalo Arango, y ser un poeta con la dignidad que confiere Rimbaud a la poesía: la mano que maneja la pluma vale tanto como la que conduce el arado. Pero la vida es a veces asesina.

¿Estoy contento de que lo hayan matado?

Sí.

Y también estoy muy triste.

Porque vivió la vida que no merecía, porque vivió muriendo, errante y aterrado, despreciándolo todo y despreciándose a sí mismo, pues no hay crimen más grande que el desprecio a uno mismo.

Dentro de su extraña y delictiva filosofía, este hombre no reconocía más culpa, ni más remordimiento que el de dejarse matar por su enemigo: toda la sociedad.

¿Tendrá alguna relación con él aquello de que la libertad es el terror?

Un poco sí. Pero, ¿era culpable realmente? Sí, porque era libre de elegir el asesinato y lo eligió. Pero también era inocente en la medida en que el asesinato lo eligió a él.

Por eso, en uno de los ocho agujeros que abalearon el cuerpo del bandido, deposito mi rosa de sangre. Uno de esos disparos mató a un inocente que no tuvo la posibilidad de serlo. Los otros siete mataron al asesino que fue.

¿Qué le dirá a Dios este bandido?

Nada que Dios no sepa: que los hombres no matan porque nacieron asesinos, sino que son asesinos porque la sociedad en que nacieron les negó el derecho a ser hombres.

Menos mal que Desquite no irá al Infierno, pues él ya pagó sus culpas en el infierno sin esperanzas de su patria.

Pero tampoco irá al Cielo porque su ideal de salvación fue inhumano, y descargó sus odios eligiendo las víctimas entre inocentes.

Entonces, ¿adónde irá Desquite?

Pues a la tierra que manchó con su sangre y la de sus víctimas. La tierra, que no es vengativa, lo cubrirá de cieno, silencio y olvido.

Los campesinos y los pájaros podrán ahora dormir sin zozobra. El hombre que erraba por las montañas como un condenado, ya no existe.

Los soldados que lo mataron en cumplimiento del deber le capturaron su arma en cuya culata se leía una inscripción grabada con filo de puñal. Sólo decía: “Esta es mi vida”.

Nunca la vida fue tan mortal para un hombre.

Yo pregunto sobre su tumba cavada en la montaña: ¿no habrá manera de que Colombia, en vez de matar a sus hijos, los haga dignos de vivir?

Si Colombia no puede responder a esta pregunta, entonces profetizo una desgracia: Desquite resucitará, y la tierra se volverá a regar de sangre, dolor y lágrimas.

Pleroma encadenado

Antes, como digo, éramos uno, pero ahora, por nuestra iniquidad, hemos sido separados por la divinidad, como los arcadios por los lacedemonios. Existe, pues, el temor de que, si no somos mesurados respecto a los dioses, podamos ser partidos de nuevo en dos y andemos por ahí como los que están esculpidos en relieve en las estelas, serrados en dos por la nariz, convertidos en téseras.

Platón, Banquete, 192e-193a

Ama et quod vis fac (Ama y haz lo que quieras)

San Agustín

Ubi amor, ibi oculus (Donde hay amor, hay visión)

Ricardo de San Víctor

Ahora comprendo mi aspiración: no deseo el gozo para agotarlo entre mis manos; lo anhelo para simbolizar en él todos los gozos. Captar al arquetipo, contemplar los principios metafísicos del fenómeno de la dicha. En cuanto al amor físico, hacer de él un rito iniciático, un desasimiento concentrado, una transmutación dualista. La pareja…

Ver la entrada original 344 palabras más

palabritas

caligrafia-tracing-2

palabras poderosas como mantras
como títulos de discos de rock
bombas de palabras que estallen
cuando se pronuncien
que estremezcan y socaven las entrañas
que transformen. que provoquen la acción
la liberación

joyas como
“Good News for People Who Loved Bad News”
“Ziggy Stardust & The Spiders From Mars”
o cortitas como
“Re” o “This is it” o “The Game”

versos que al repetirlos o al cantarlos
recarguen, vivifiquen, sacudan la modorra existencial
y que cuando se dediquen o declamen
se claven en lo profundo del corazón
como flechas envenenadas,
como dardos ponzoñosos
infestados de conocimiento
que se incrusten en la mente
como fragmentos de metralla
y que nunca jamás salgan

ser una frase,
una sentencia tan poderosa
que cree nuevas formas,
nuevas vidas
la trascendencia
de la verbigracia
sempiterna

mis doce del doce

hola a todos:

a tres días del tan ansiado día 21 del mes 12 del año 12, me ha entrado el capricho de recopilar en forma de post, doce temitas que me alegraron el año, no esperen encontrar aquí la carreta del crítico sabelotodo es sólo mi lista y nada más que eso, sino les gusta, pasen la página, si les suena bonito, quédense, pidan el disco, compartan el video, denle “me gusta”.

12.- No Te Va A Gustar – a las nueve

un disco potente de esta banda uruguaya que sin perder su sonido característico se renueva y se mantiene vigente. letra de desencuentro que podés dedicar tranquilamente.

11.- Neil Young – Driftin’ Back

si no le gusta el estilo del folk de Neil Young ni tampoco las canciones largas con buenos solos de guitarra, pase de largo, esto no es para usted. si le pasa lo contrario, déjese llevar por esta melodía suave pero poderosa, deje que la voz del viejo canadiense se cuele por los poros.

10.- Tame Impala – Be Above it

fenomenal banda australiana que me la presentó mi amigo M. Pinot. cosa agradable de fusión entre psicodelia, rock y un que se yo que vale la pena escuchar, todo un viaje. así se definen ellos: “a steady flowing psychedelic groove rock band that emphasizes dream-like melody.” con esa descripción, que no queden dudas, ¡a disfrutarlos!

9.- Dissapears – Replicate

Last.FM los define como una banda que mezcla el garage-punk snarl, con el shoegaze haze, y grooves Krautrockeros. Nuevos en mi discoteca, son sin embargo vienen dando guerra desde el 2009. guitarras poderosas, una voz que reconocerás enseguida, este tema que les traigo es el track uno de su nuevo disco “Pre Language” y es el abre bocas perfecto para degustar los otros nueve temas.

8.- Dr. John – Getaway

llegué a consultar este doctor por recomendación de los Black Keys, su sonido mezcla de jazz, funk, blues rock and roll, boogie boogie, souly el sonido de New Orleans, este pianista y guitarrista nacido en 1940 ingresó al hall de la fama del rock en el 2011. su discografía es extensa y su regreso a la escena monumental con su disco Locked Down. el tema me levanta suavecito pero en cressendo de lunes a viernes.

7.- Muse – Madness

otros que regresaron causando polémica fueron Muse. The Second Law parte su discografía en dos, según los entendidos. no son mi grupo favorito pero este tema y dos más de su nuevo disco bien merecen la pena una escucha atenta, han llegado con su nueva propuesta en este 2012 pegando duro en mis listas.

6.- Human Tetris – Summer In Crimea

Los amigos que te influencian musicalmente con nuevas bandas o nuevos sonidos son los que uno debe cuidar, yo tengo varios de esos, entre ellos esta dama. añoranzas de Post Punk y Joy Division, el sonido se traslada a la fría Rusia… y bueno, el nombre nos recuerda a nuestros muy modernos sistemas de transporte masivo

5.- Björk – Cristalline (Matthew Herbert Mix)


en un principio sus sonidos densos no era bien digeridos por mi sistema nervioso central, necesité de unos porros y del ánimo adecuado para que esta petisita se metiera en mi caja craneana y en mi corazón. fue amor cuando la escuché y la vi en Lollapalooza. ahora escucho a sus Bastardos y suspiro por su Biophilia.

4.- The Rolling Stones – Doom And Gloom

Con estos abuelos, parece que todo estuviera dicho, pero no. se reunen, tocan y es suficiente para que su sonido resuene por una década completa. son sus satánicas majestades. mejor imposible.

Finalmente llegamos al top 3. cosa jodida porque en mi ranking estas posiciones son totalmente intercambiables. me han dado grandes alegrías musicales porque son ante todo nuevos sonidos que puedo asociar a recuerdos felices y con estas doce canciones en particular, ha sido así. no niego que los clásicos me gustarán por siempre, pero es tanta el agua que ha pasado bajo su puente que estas nuevas corrientes me renuevan y vivifican.

3.- Hacienda – Don’t Keep me Waiting – Verónica

http://vimeo.com/40123669

¡Jum! personalmente este es MI disco del 2012. no me pidan razones, porque no las tengo. agregaría que su sonido rockero, sus letras y su “no se qué” que si se bien en donde está: en su guitarra y en la voz, en la forma como ensamblan una canción. descubierto un demo por Dan Auerbach (The Black Keys) han saltado a las grandes ligas. talento puro desde el estado de la estrella solitaria.

2.- Café Tacvba – Olita de Alta Mar


Año de retornos triunfales, este 2012 ha dado a luz gratas sorpresas. Cafeta, considerados los Stones del rock en español, por esos loquillos de Rolling Stone Magazine, no necesitan etiquetas adicionales. desde Re hasta Un Objeto Antes Llamado Disco, han sabido hacer de su sonido una joya y de sus seguidores una legión. grandes. inmensos. este tema es puro floklore andino.

1.-Jack White – I’m Shaking

Jack para mi es el músico de la década 2000 – 2010 y sigue dando que hablar y llenando el espectro con música atemporal. amigos míos que se jactan de no escuchar música nueva, al escuchar Blunderbuss, su disco de este año, han quedado confundidos. sin saber bien qué pensar, dónde, en qué década encerrado, peroe el bueno de Jack se les escapa como el humo de mi pipa. I’m Shaking agita las aguas y con sus dos bandas (la de chicos y la de nenas) hacen un espectáculo digno de admirar.

oda a la ducha

ducha

Por Rita Gonzalez Hesaynes

oh sagrada
oh única
oh resplandeciente ducha
agua entre las aguas
tú que te deslizas grácil por mi cuerpo pálido
por mi cuerpo plateado por las luces
la esperanza verdiazul de las moneras tristes
con su soledad de fotosíntesis
que me contempla cada vez que me descubro en los espejos
como una divinidad de barrio
el cartel pintado a mano
y la alegría a cuestas
una canción en el bolsillo
una o dos líneas que repito entre dientes por el cósmos
bajo la lluvia
santa ducha del mundo
el fluír
atroz
de las estrellas líquidas
hirviente en el principio de los tiempos
toda criatura es una espada que se templa
un vector molecular
hacia el chorro último
frío
entrópico
ya seco
tan seco
corro la cortina como un velo teosófico
salgo al otromundo
con otrasduchas otrasmugres otrasilusiones

* más de su poesía aquí

Hacienda – Woods & Wires Session

http://vimeo.com/40123669

(un adelanto de los doce del 2012)

Don’t keep me waiting

To know her is to love her
To show is to care how deep inside
Been here waiting
It’s just my time
To care not to fallow
Raining in my ear,
I’m too weak
When she passes
I can’t turn my cheek

Baby don’t you keep me waiting
Baby don’t keep me waiting
Baby don’t you keep me waiting
Don’t get me wrong
I can’t wait too long
Strange,vivid,empty
Only shadows get by
I’m fed love

Been here waiting
Shadows ain’t in love
Eyes must be have in
Pictures on the wall
They’re so cruel
See as it is caving
On the solitary fool

Baby don’t you keep me waiting
Baby don’t keep me waiting
Baby don’t you keep me waiting
Don’t get me wrong
I can’t wait too long
To know her is to love her
To show is to care how deep inside
Been here waiting
It’s just my time
To care not to fallow

Raining in my ear,
I’m too weak
When she passes
I can’t turn my cheek
Baby don’t you keep me waiting
Baby don’t keep me waiting
Baby don’t you keep me waiting
Don’t get me wrong
I ain’t waiting too long

Veronica

(Verse)
Veronica,I don’t care
The way that you comb your hair
It’s on,and still to me
Yeah no oh
But the way that you love your man
It’s easy to understand
That you and I can’t happen
No one can

(Verse)
Isn’t everybody gone
I don’t believe they coming back
‘Til the morn’
And I know the reason why

(Chorus)
But what about the plans we made
If I was bad
Oh I’ve been mistreating her soul
Oh I do you wrong
I say baby now don’t
But don’t you leave all alone
No,Veronica
Come on home

(Verse)
I thought that I want your love
It was easy just to give you up
They don’t know how
Like me,yeah,no,no
Veronica I can’t find
The feelings you left behind
Girl I just gotta watch you
All of the time

(Verse)
Never need to turn around
And soon enough they’ll
Be heaped in the ground
And I swear you seen the wave

(Chorus)
But what about the plans we made
If I was bad
Oh I’ve been mistreating her soul
Oh I do you wrong
I say baby now don’t
But don’t you leave all alone
No,Veronica
Come on home

(Chorus)
But what about the plans we made
If I was bad
Oh I’ve been mistreating her soul
Oh I do you wrong
I say baby now don’t
But don’t you leave all alone
No,Veronica
Come on home

(Outro)
Come on home
Come on home
Don’t you leave all alone
Oh,Veronica
Come on home

música II

buscando siempre nuevos espacios. inmiscuyéndose, indagando y entreviendo. alerta siempre, atento, despierto, sacando provecho de la sapiencia, de la discusión, departiendo entre amigos al calor de unos tragos, distrayéndose en un parque lanzando freesbee, escuchando música y dialogando mientras la tarde avanza y los porros se cuecen, las pipas humean y el tiempo se deshace bajo los tibios rayos de sol.

la música siempre será un buen pretexto para comenzar una conversación. siempre y cuando, claro está, el interlocutor esté efectivamente interesado, bien porque conoce a los artistas o bien porque su curiosidad innata lo ha lanzado a explorar el universo de las bellas artes, gratos paraísos en los que es posible develar, descubrir ese misterio llamado hombre. Obviamente, es la mejor manera de dar por terminada una conversación, como la banda sonora de una buena película que con el tema final funde en negro.

decir adiós con música, ¡qué gran sutileza! ser siempre recordado con una melodía, de esas que estremecen y que arrancan suspiros de añoranza -quizás- o probablemente de voluntario olvido. Y claro, puesto que la música (popular) incita al baile, ese magnífico desahogo, mover el cuerpo es despejar la testuz , es vaciar el alma, es buscar sosiego en lo eterno y lo parsimonioso de su ritmo.

oda a la pérdida

buscamos lo que no se nos ha perdido y en esa búsqueda nos topamos con lo inesperado. el universo nos sorprende -no siempre gratamente- y no podemos hacer otra cosa que agradecerle. de toda experiencia se aprende, negativa o positivamente. a veces a los golpes, cayéndonos y raspándonos codos, manos y rodillas. otras veces siendo ganadores y alcanzando el éxito esquivo, alcanzando triunfos conquistados con sudor y lágrimas o como por obra del azar.

cuando te toque perder, entonces pierde, aprende a perder pero jamas pierdas la lección, incluso, despréndete de lo que ni siquiera alcanzaste a poseer. esa sensación de abandonar que es totalmente contraria al loco síndrome moderno de la posesión: objetos, dinero, personas, poder. todo es susceptible de caer en las garras de esa desaforada y hambrienta bestia, cuán fácil es caer en sus fauces (las tentaciones están por doquier, es un constante bombardeo mediático). pero cuánto valor hay en la renuncia, la austeridad se malentiende y el perdedor es abucheado por la masa sin misericordia, aunque muy pocas veces se llega a cuestionar los métodos empleados por el ganador.

no tengo otra cosa que ofrecerte que el instante, no puedo darte sino esto que soy, una casualidad irremediable. no hago promesas que se que no voy a poder cumplir. soy completamente traslúcido y honesto si te invito a caminar conmigo. en el momento que creas que debes continuar en soledad, estará bien.no puedo hacer otra cosa sino aceptarlo, pues ¿quién soy yo para juzgarte, para retenerte? pero eso si, sino albergas en tu alma la coherencia entre el pensar, el decir y el actuar, creo que tengo todo el derecho a decepcionarme por un instante y luego simplemente seguir avante.