de Musas perdidas y otras mieles

de Musas perdidas y otras mieles
yo no escribo por ni para nadie
ni tengo depositaria de los míos versos

si la rima ha de surgir
que brote natural
si he de mencionar algunos nombres
que no sea por encargo
ni con objeto de alagar o ligar

las Musas son para los griegos
o para los clásicos poetas
de pergamino y pluma de oca blanca

yo voy a la caza de las otras Ninfas
mucho más terrenales

Sátiro de la palabra
malandrín -que no paladín-
del verso libre

la Nube en Pantalones de Maiakovski
barbudo bardo Beat alucinado
melenudo Nadaísta sediento de aventuras
costeño loco drogado hasta los huesos
bebedor de saké que se ahoga al querer
abrazar su luna

mi propio detractor
mi más asiduo crítico

mi musa metafísica
está más cercana
a las ninfas de Pöe
que desas náyades post modernas
habla griego y latín
viste Isabelina o Diesel Punk

de musas y de aureolas perdidas
es mejor no enterarse
ni tratar de resarcir la ausencia
es más fácil así
hay mas libertad
más diversión

reencontrar la Musa cada noche
ofrecerle fuego y cigarrillos
y unos tragos y llevársela a la cama

componerle unos versos ya distantes,
y buscar la próxima, la siguiente
dada la ansia de novedad
de esparcimiento

Musas terrenales y etéreas
que sacuden mis sentires
de poeta bohemio y libertino

y no una pétrea estatua
inalcanzable, ajena, lejanísima
a la que ruega uno pidiendo inspiración

Anuncios

sorprendentemente transitorio

no perder jamás la capacidad de sorprender
y como no, de sorprenderse

impresionar a otros siendo vos mismo
humano, con defectos como todos,
humilde para aceptarlos, aguerrido para convertirlos
en oportunidades, nuevas chances para avanzar, para crecer

se aprende en soledad, se afianza lo aprendido en compañía,
aquellas que llegan sin buscarse, como por obra del azar

la unidad es el Todo, pero el Todo no es nada sin la parte
para generar sombra hay que ser primero luz
para poder compartir hay que haber estado solo

ser amable y sincero, coherente y atinado
para poder contradecirse hay que justificarse con razones de peso
igual para marcharse

así es el albedrío, ya se sabe
guarecerse en el instante
para impulsarse hacia las lindes

aquí y ahora,
pues no nos queda más
que somos transitorios

C.

para C. con mucho cariño

ella aparece con su sonrisa
deslumbrante, coqueta, cautivadora
sus comentarios avivan la conversación
su fino humor cambia el tono del día
o abre la noche a infinitas posibilidades
de disertación

segura de sí misma, se lanza hacia la pista
en la que se mueve con gracia angelical
luego toma su copa, la baja de un solo sorbo
y sigue como si nada
brindando con amigos
por los momentos compartidos

así es ella
inalcanzable
ajena
arrolladora
deslumbrante

y mientras otros
tratan de poseer
su corazón

yo me conformo
con divagar
por el océano
de sus ojos

con timonear mi nao
hacia su espíritu indomable!

im – presión

liberarse al fin de la auto impuesta presión, meses sin hilvanar palabras, sin entretejer versos libres a la vieja usanza: garabateando sobre la página en blanco.

pero los pretextos nunca faltan para regresar, volver a la actividad para exorcizar, para remover, para crear y recrear. juegos de palabras con o sin propósitos definidos, todo un lúdico arsenal.

tantos proyectos pendientes, inconclusos.
palabras y frases extraviadas, olvidadas, escondidas
las crónicas de viajes imaginarios, imposibles, remojándose en la tinta del olvido. mudos alteregos extraviados en solitarias lindes, esperando la oportunidad para alzar su voz de nuevo y continuar con el relato, redondear la historia, continuar con la aventura.

¡oh, modernidad, oh, rutina, devoradoras de tiempo!y sin embargo aún puedo robaros preciosos instantes de creación

yo se que son vanos pretextos, meras excusas, pero aún así, aquí estoy dando pelea, gritando desde el fondo de mi fosa esperando que pueda alguien al menos escucharme.

novedad

pocas horas de sueño pesado y reparador
escasas imágenes oníricas que se van difuminando
el olvido que seré se cuece lentamente entre sopores
memoria selectiva, ¡qué sería de mí sin ti!

ya no te recuerdo, eres apenas una ausencia
y como la nueva música, así son los nuevos rostros
esas atractivas presencias

te fuiste desgastando, al irte revelando te descubriste
máscaras resquebrajadas que cubrían la verdadera esencia de tu espíritu
repleto de mentiras, de contradicciones

ahora mis noches están llenas de anhelos nuevos y más grandes
he ido decantando la nostalgia de tu ausencia
y divago liviano por ímites planicies
asombrosas montañas pletóricas de aromas

miradas como rosas, sonrisas como nubes
la cadencia de la danza, la complicidad de la retórica encendida
la alegría ante la novedad

A

¿será posible extrañar a quien apenas se conoce?
desde luego. las ansias de novedad son el combustible de lo cotidiano.

inmerso en su sonrisa. dulce recuerdo de noches de danza y de disfraces.
degusto las imágenes de lo brevemente compartido.

los días cortos y grises me gustarán por siempre
con su perenne llovizna que decanta las horas

la rutina se engaña con música y lecturas
mientras la ciudad afuera ruge multicéfala

aislante sónico de puras y físicas delicias
neuronas recargadas de nuevos y frescos recuerdos

recién cosechados
confesiones y sobresaltos del joven corazón

¿mejores aires?

el acre sabor de los problemas recurrentes
el tedioso devenir que no genera ya sorpresa
conozco cada esquina, cada recoveco me es familiar
cada pálido farol que desdibuja las sombras
con su gélida luz de sodio, me es propio

la gente no cambia con los años
tan sólo empeora, se hace más necia
envejecen sin haber vivido verdaderamente
se desgastan en la pura, insípida retórica

¿dónde el nuevo Maldoror?
los poetas mueren, no se decantan
músicos y artistas que
terminan repitiéndose

sobre ídolos caídos
bailamos las nuevas Saturnales
y engullimos la carne desos bellos cadáveres

y la realidad es tan sólo el replay
de una mala película muda
con una banda sonora aceptable.

bacatá III

trastorno obsesivo compulsivo
restriegas las baldosas y los azulejos
una y otra vez
¿con qué pretexto?
¿pura salubridad?
¿exceso de tiempo libre?
¿mera desazón?
¿falta de dinero
para aventurarte a las calles?

debería volver a fumar para calmar el TOC
o al menos distraerlo
aversión hacia la nada (hacia el todo)
eterna modorra improductiva
meros proyectos cohete

pura pirotecnia inútil
esta válvula de escape
inventada a la medida

satisfacerse y vaciarse
regenerarse y volver a caer
la misma “pensadera” recurrente
la nada atravesada por la Noia

Bacatá II

apuntes mentales para poemas imposibles
la resaca matinal y las cortinas que no se abren
sino pasadas las tres

ese silencio absurdo y ensordecedor
la boca reseca, el olor a cigarrillo
impregnado en el alma

su perfume flotando en la habitación
abarcándolo todo, obligándote a salir
¿pero a dónde? ¿a qué?

finalmente “matas el tiempo”
haciendo zapping en la TV
y entonces todas esas ganas de escribir

no son sino dos páginas garabateadas
y culpa de Caicedo y su “ojo al cine”
mañana hay que trabajar y me quiero morir

Bacatá I

atravesándote noche
con la delgada luz de los autos,
ráfagas de colores centelleantes
bocanadas de tabaco azul
y verde hierba

olor a calle y a tachos de basura destapados
alquitrán, grasa y frituras
exostos y cláxones
aullidos de guitarras
miradas fugaces y furtivas

el chocar de botellas de cerveza
Un “plonsito” acá frente al bar
el “varetico” en el parque
la pipa clandestina
y todo, todo se conjura