cariñosear

a Amparo, por un verbo

el día de hoy
me hacen feliz
cosas sencillas:
salir muy de mañana
por las calles del barrio,
comprar unas caléndulas,
dejar de fumar,
irme pronto a la cama
con una chica nueva,
acariciarle toda
la entrepierna mojada,
libar sus dos pezones
buscando leche tibia,
mirar sus ojos húmedos
cuando ruborizada
gime muy dulcemente,
sentir que pasa lenta
su mano tersa y suave
sobre mi cuerpo todo
mientras dice que antaño
en Torrevieja
amó a un marinerito
que llevaba un pendiente en la oreja.

Iván Tubau

Anuncios

¿algún comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s