procto-colo

hoy fue un día para olvidar, pero que debo ser registrado porque nunca había visto tanta lambonería junta.

a las 10:30 am como si se tratara de un evento escolar de izada de bandera nos llamaron para esperar al magnánimo gobernante.

previamente, a las ocho de la mañana, luego de una larga requisa y llamada a lista, nos entregaron un pañuelo blanco y una banderita  de colombia (WTF!)

la vaina ya empezaba a disgustarme porque era alimentar a la fuerza el patriotismo que en mi caso es mas bien escaso y porque para los demás empleados era un bonito detalle el batir pañuelos y banderas a la entrada del gobernante.

como lo contaba en mi post anterior, alisté mi walkman con música de los doors y me puse los audífonos para no escuchar la sarta de sandeces pero no supuse que la banda vallenata sonaría tan fuerte y que la condenada “animadora” nos daría instrucciones precisas de cómo y cuándo ondear la banderita y el pañuelo, eso ya era para mi un insulto a la inteligencia y a la libertad de expresión.

la vaina se puso peor porque “nuestro presidente” se retrasó una hora y media y el calor dentro de la carpa era insoportable. yo tomé una siesta, tuve un microsueño del que desperté asustado dando un pequeño salto en la silla en la que reposaba.

las horas pasaban, el hambre hacía mella y cuando al fin aparecieron Ministros, exministros y el Ubérrimo, yo puse el volumen al máximo y en vez del discurso escuchaba al Rey Lagarto cantar Love Her Madly, Peace Frog y otros temazos, agitando mi pie y tarareando las letras que me las sé desde hace años.

pero llegada la hora del discurso de “My President” decidí hacer un esfuerzo y escuchar lo que nos tenía que decir a sus “hijitos”: agradeció muchas veces y con nombres propios a los altos funcionarios que lo acompañaron durante sus dos larguísimas administraciones, dió cifras, habló de proyectos, de las electrificadoras, de las refinerías, de las hidroeléctricas, también recalcó la importancia del sector en la economía y claro, de cómo él esperaba que dentro de unos años mas colombianos tuvieran energía y gas en sus casas, recalcó que es el sector del gobierno menos corrupto y que los recursos se destinaron como era de esperarse (si… como no!)

al rozar las dos de la tarde, el espectáculo terminó, no sin antes escuchar dos vallenatos horribles en los que se resaltaba las cualidades humanas de nuestro gobernante, a quien entregó el ministro saliente un par de vacunos cebú para que se los llevara a su “finquita” en Córdoba y ahora si todos a batir pañuelos y banderas, a aplaudirlo por última vez!

los empleados hicimos fila para comer un tentempié que lo único que hizo fue alborotar mi hambre, salimos con otros tres compañeros a buscar almuerzo, que encontramos de milagro y empezamos a anotar ciertas falacias en el discurso y recalcamos que había sido todo un circo lo que nos tocó aguantar.

la entrada a las oficinas se demoró otra hora, la tarde fue agitada, yo enrollé la banderita, guardé el tosco pañuelo blanco en mi bolsillo, partí una hora antes de lo habitual en medio de una lluvia fina, abrí mi paraguas, encendí un cigarro y con los Doors de nuevo sonando en mis oídos emprendí la marcha hacia el hogar, pensando: “si esta es la gente que se supone es la más preparada, como lo recalcó el mismo presidente, por qué todos parecían borregos, por qué aplaudían al unísono sin discutir o señalarle a la animadora que tenían la opción de no hacerlo y sin embargo lo hicieron? si esto pasa con los que se dicen ser educados, ¿qué podremos esperar del ciudadano medio, de la gente de a pié que sólo se entera de lo que pasa en este pais-ito por RCN o Caracol y llega a sus casas y mirando El Desafío o la novela de Marbelle se les olvida lo de las fosas comunes, lo de los desplazados o lo de la “guerrita” con los vecinos?

triste país sin perspectiva en el que vivimos, y después que por qué tantos cerebros se fugan y se seguirán fugando a otros países dónde pensar diferente no es un delito, dónde salir al campo no es un riesgo, dónde podés edificar un futuro decente para ti y los tuyos

al llegar a casa, me deshice del traje, la corbata, los zapatos duros y me servpi otro whisky para ponerme a escribir este post.

escrito en Bacatá, Rolandia, en el mes 1 del año zero de la era de Gerris, siendo las veintiuna horas con cuarenta y siete minutos de la noche.

Anuncios

3 Replies to “procto-colo”

  1. Bueno, realmente una experiencia desafortunada, no si seria en el mismo evento en donde el Uberrimo, en una entrevista a los control-medios agradece a su estimado San Pedro (no pretendo iniciar una discusion teosofica ed forma que de antemano coloco mi postura plenamente agnostica). Sin embargo, resalto la desfachates de acudir a tales lides y con ello aprovechando las buenas, santas e inocentes intenciones de todos aquellos que dentro de su fe religiosa tambien esta incluido este personaje etereo.

    Sin embargo el colmo de la desfachatez se da cuando solicita a esta entidad tenerlo a bien para que identifique al Uberrimo cuando se presente a su puerta y no tenga que esperar a ser encontrado en una base de datos.

    Sera que San Pedro pidio una copia de la Base de datos del SISBEN??, es más, será que el Uberrimo se entrevistara con él, por lo pronto creo que deberia alistar las moneditas de plata para Caronte.

  2. Con tanto trajín no había tenido tiempo de leer esto, ¡pero que experiencia más desafortunada! Creo que mínimo yo me hubiera desmayado ahí en un intento de mi cuerpo por huir de tan horrible acto. Saludos.

¿algún comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s